Parcela

Las parcelas son uno de los elementos más importantes en la organización y desarrollo de un terreno, especialmente en el ámbito rural. Sin embargo, su uso también ha permeado en las zonas urbanas, siendo de gran importancia para la delimitación de viviendas y edificios. En este artículo, exploraremos el concepto de parcela, su definición y los distintos tipos que existen. Además, profundizaremos en las diferencias entre cada uno de ellos, brindando ejemplos que ilustren cada caso. ¡Prepárate para adentrarte en el fascinante mundo de las parcelas y descubrir su papel fundamental en la estructuración de nuestros espacios!

Definición de parcela

La parcela es una porción pequeña de terreno que se considera como sobrante de otra mayor. En el ámbito del planeamiento urbanístico, se refiere a la superficie de terreno que actúa como soporte de aprovechamiento de acuerdo a la normativa vigente.

Una parcela puede ser un terreno independiente o formar parte de un conjunto de terrenos más grandes. En general, se utiliza el término "parcela" para referirse a una porción de terreno que se utiliza para un propósito específico, como la construcción de una vivienda, un edificio comercial o una zona verde.

Tipos de parcelas

Superficie bruta

La superficie bruta es la porción original según los datos del catastro y el registro de propiedad. Es la medida total del terreno, sin tener en cuenta las construcciones o elementos que puedan estar presentes en él.

La superficie bruta es importante para determinar la capacidad de construcción de una parcela, ya que establece los límites físicos del terreno. También puede ser utilizada para calcular impuestos o determinar el valor de la propiedad.

Lee TambiénPanteón

Superficie neta

La superficie neta es la parte que no se reserva para dotaciones urbanísticas públicas. En otras palabras, es la superficie disponible para la construcción o el uso privado.

La superficie neta puede variar dependiendo de la normativa urbanística de cada lugar. En algunos casos, se establece un porcentaje mínimo de superficie neta que debe ser destinado a espacios públicos, como parques o zonas verdes.

Parcela mínima

La parcela mínima es el área básica que debe tener una parcela para autorizar los usos permitidos según el planeamiento urbano. Esta medida puede variar dependiendo de la normativa de cada lugar.

La parcela mínima se establece con el objetivo de garantizar un uso adecuado del suelo y evitar la saturación de construcciones en una determinada área. También puede estar relacionada con la capacidad de infraestructuras y servicios disponibles en la zona.

Parcelas resultantes

Las parcelas resultantes son aquellas formadas a partir del desarrollo de otras actuaciones. Esto puede ocurrir, por ejemplo, cuando se realiza una división de un terreno más grande en varias parcelas independientes.

Lee TambiénPabellón

Las parcelas resultantes pueden tener diferentes tamaños y formas, dependiendo de cómo se haya realizado la división del terreno original. En algunos casos, pueden ser parcelas más pequeñas que se utilizan para usos específicos, como la construcción de viviendas unifamiliares.

Diferencias entre los tipos de parcelas

Las diferencias entre los tipos de parcelas se basan en su superficie, uso permitido y origen.

La superficie bruta y la superficie neta son dos medidas que se utilizan para determinar la capacidad de construcción de una parcela. Mientras que la superficie bruta es la medida total del terreno, la superficie neta es la parte disponible para la construcción o el uso privado.

La parcela mínima, por otro lado, establece el área mínima que debe tener una parcela para autorizar los usos permitidos según el planeamiento urbano. Esta medida puede variar dependiendo de la normativa de cada lugar y tiene como objetivo garantizar un uso adecuado del suelo y evitar la saturación de construcciones en una determinada área.

Las parcelas resultantes, por su parte, son aquellas formadas a partir del desarrollo de otras actuaciones. Esto puede ocurrir cuando se realiza una división de un terreno más grande en varias parcelas independientes. Estas parcelas pueden tener diferentes tamaños y formas, dependiendo de cómo se haya realizado la división del terreno original.

Lee TambiénMuro

Parcelación

La parcelación es el procedimiento de dividir un terreno en parcelas independientes o cuotas indivisas. La parcelación urbanística se realiza con el propósito de realizar edificaciones en las parcelas.

Para llevar a cabo la división de un terreno, se requiere una licencia urbanística que cumpla con los requisitos de las leyes urbanas. Esta licencia garantiza que la parcelación se realice de acuerdo a la normativa vigente y que se cumplan los requisitos de infraestructuras y servicios necesarios para el desarrollo de las parcelas.

La parcelación puede ser realizada por particulares o por entidades públicas, dependiendo de las circunstancias y la normativa de cada lugar. En algunos casos, puede ser necesario realizar estudios previos, como estudios de impacto ambiental o estudios de viabilidad, antes de obtener la licencia para la parcelación.

Parcelas urbanas

Las parcelas urbanas, también conocidas como solares edificables, son terrenos que cumplen con los requisitos básicos para la edificación y el uso habitacional. Estas parcelas deben recibir servicios de energía eléctrica, agua potable, sistemas de evacuación de aguas residuales y estar correctamente comunicadas a través de carreteras en buen estado.

Las condiciones específicas para considerar una parcela como urbana varían según la legislación de cada región. En general, se requiere que la parcela esté ubicada en una zona urbanizada o urbanizable, que cuente con los servicios básicos mencionados anteriormente y que cumpla con los requisitos de la normativa urbanística vigente.

Las parcelas urbanas son muy valoradas debido a su ubicación y a las facilidades que ofrecen para la construcción de viviendas o edificios comerciales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la disponibilidad de parcelas urbanas puede ser limitada en algunas zonas, lo que puede influir en su precio y demanda.

Conclusión

La parcela es una porción pequeña de terreno que puede ser dividida y utilizada de acuerdo a la normativa vigente. Existen diferentes tipos de parcelas, como la superficie bruta, neta, mínima y resultante. La parcelación es el procedimiento de dividir un terreno en parcelas independientes o cuotas indivisas. Las parcelas urbanas son terrenos que cumplen con los requisitos básicos para la edificación y el uso habitacional.

Índice
  1. Definición de parcela
  2. Tipos de parcelas
    1. Superficie bruta
    2. Superficie neta
    3. Parcela mínima
    4. Parcelas resultantes
  3. Diferencias entre los tipos de parcelas
  4. Parcelación
  5. Parcelas urbanas
  6. Conclusión

También te puede interesar:

Subir