Vértigo

¿Has sentido alguna vez ese temor irracional a las alturas, mareo o sensación de pérdida de equilibrio al estar en lugares elevados? ¡No estás solo! Alrededor del 20% de la población ha experimentado en algún momento síntomas de vértigo, un trastorno que afecta al sistema vestibular, encargado de mantener la estabilidad y el equilibrio de nuestro cuerpo. Aunque muchas personas creen que el vértigo es lo mismo que el mareo, en realidad se trata de una sensación ilusoria de movimiento que puede ser causada por diferentes factores. En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre el vértigo, desde su definición hasta sus posibles tratamientos y ejemplos que te ayudarán a comprender mejor este concepto. ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Definición de vértigo

El vértigo es un trastorno del sentido del equilibrio que se caracteriza por una sensación de movimiento rotatorio del cuerpo o de los objetos que lo rodean. Puede manifestarse como una turbación del juicio repentina y pasajera, o como un apresuramiento anormal de la actividad de una persona o colectividad.

Síntomas del vértigo

Los síntomas del vértigo pueden incluir:

  • Mareo
  • Aturdimiento
  • Vahído
  • Desmayo o desvanecimiento
  • Sensación de inestabilidad
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Sudoración
  • Dificultad para mantener el equilibrio

Estos síntomas pueden ser intermitentes o constantes, y pueden durar desde unos pocos segundos hasta varias horas.

Causas del vértigo

Las causas del vértigo pueden ser diversas. Algunas de las causas más comunes incluyen:

Lee TambiénAbducciónAbducción
  • Enfermedad de Menière: afecta al oído interno y se caracteriza por episodios recurrentes de vértigo, pérdida de audición, zumbido en los oídos y sensación de presión en el oído.
  • Inflamación del oído interno
  • Trastornos del sistema nervioso central, como la esclerosis múltiple
  • Traumatismos craneales
  • Trastornos de la circulación sanguínea en el cerebro, como los accidentes cerebrovasculares
  • Uso de ciertos medicamentos

Tratamientos para el vértigo

El tratamiento del vértigo depende de la causa subyacente. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos

Se pueden prescribir medicamentos para aliviar los síntomas del vértigo, como los mareos y las náuseas. Estos medicamentos pueden incluir antihistamínicos, benzodiacepinas y medicamentos para controlar la presión en el oído interno.

Terapia de rehabilitación vestibular

Esta terapia consiste en ejercicios y técnicas que ayudan a entrenar al cerebro para compensar los problemas de equilibrio causados por el vértigo. Estos ejercicios pueden incluir movimientos de los ojos, movimientos de la cabeza y cambios de posición del cuerpo.

Cirugía

En casos graves de vértigo que no responden a otros tratamientos, puede ser necesario realizar una cirugía para corregir el problema subyacente. Esto puede incluir la eliminación de tumores, la reparación de los conductos del oído interno o la reconstrucción del laberinto del oído interno.

Cambios en el estilo de vida

En algunos casos, hacer cambios en el estilo de vida puede ayudar a controlar los síntomas del vértigo. Estos cambios pueden incluir evitar ciertos alimentos o bebidas que puedan desencadenar los síntomas, evitar el consumo de alcohol y cafeína, y evitar el estrés y la fatiga.

Lee TambiénAbscesoAbsceso

El vértigo es un trastorno del sentido del equilibrio que se caracteriza por una sensación de movimiento rotatorio del cuerpo o de los objetos que lo rodean. Los síntomas pueden incluir mareo, aturdimiento, vahído, desmayo o desvanecimiento. Las causas pueden ser diversas, desde enfermedades del oído interno hasta trastornos del sistema nervioso central. El tratamiento depende de la causa subyacente y puede incluir medicamentos, terapia de rehabilitación vestibular, cirugía y cambios en el estilo de vida.

Índice
  1. Definición de vértigo
  2. Síntomas del vértigo
  3. Causas del vértigo
  4. Tratamientos para el vértigo
    1. Medicamentos
    2. Terapia de rehabilitación vestibular
    3. Cirugía
    4. Cambios en el estilo de vida

También te puede interesar:

Subir